Instrucciones de alta: Salidas, visitas y su hijo prematuro

El sistema inmunitario es el mecanismo de defensa del organismo contra los microbios y las infecciones. El sistema inmunitario de un adulto protege constantemente al cuerpo de los microbios. Los bebés que se alimentan del pecho de su mamá tienen una protección inmunitaria adicional. Sin embargo, el sistema inmunitario de su hijo prematuro necesita tiempo para desarrollarse. Durante este período, los microbios que no le causan a usted ninguna enfermedad podrían afectar mucho a su bebé. De modo que debe dar a su bebé protección adicional. Durante los primeros 3 meses después del parto, aleje al bebé de los lugares en los que los microbios se propaguen con facilidad, así como de las personas que podrían transmitirle microbios al bebé.

Las salidas

No hay ningún problema en llevar a su bebé a dar paseos cortos. Está bien dar un paseo alrededor de la manzana o ir al parque. Sin embargo, para evitar los microbios, no vaya a lugares muy concurridos ni a espacios confinados donde hay demasiada gente. Por ejemplo, centros comerciales, cines o aviones. Tampoco lleve al bebé a lugares donde haya muchos niños, como escuelas y guarderías. No tema decirles a los extraños que no toquen a su bebé. Siempre puede decir algo como: “Nuestro pediatra nos dijo que nuestro bebé podría enfermarse mucho con los microbios, por lo que no podemos permitir que lo toque”. Recuerde que la salud de su bebé es más importante que los sentimientos de un extraño.

Las visitas

No hay ningún problema con que el bebé tenga algunas visitas. Asegúrese de que sus visitantes no estén enfermos. Antes de que alguien venga visitarlo, no dude en preguntarle si tienen gripe u otro tipo de infección. Asimismo, pídales a los visitantes que se laven las manos antes de tomar el bebé en sus brazos o jugar con él. Puede tener un envase con desinfectante para manos cerca de la puerta de entrada (fuera del alcance de los niños pequeños). Así, a las visitas les será más fácil limpiarse las manos rápidamente antes de tocar a su bebé.

Lávese las manos para prevenir infecciones

La mayoría de los microbios se transmiten por las manos. Lavarse las manos bien y con frecuencia es la mejor manera de evitar transmitirle microbios al bebé. Las personas que entren en contacto con el bebé deben seguir los pasos que se presentan a continuación. Si hay otros niños en la familia, es posible que tenga que ayudarlos a lavarse las manos, pero quizás les guste encargarse de decirles a las visitas que deben lavarse.

  • Quítese todo anillo, brazalete o reloj que lleve puesto. Puede ser difícil limpiar debajo de éstos. (Tal vez deba dejar de ponerse joyas y uñas postizas hasta que el bebé sea un poco más grande).

  • Use agua tibia y suficiente jabón para producir abundante espuma.

  • Lave toda la mano, debajo de las uñas, entre los dedos y hasta la muñeca. No se limite a un lavado superficial; frótese bien la piel.

  • Siga lavándose durante al menos  10 a 15 segundos. Puede sorprenderle cuánto se demora, así es que asegúrese de contar.

  • Enjuáguese las manos. Deje que el agua le corra de los dedos hacia abajo y no hacia las muñecas.

Durante cuánto tiempo se deben tomar precauciones

Su bebé no siempre necesitará esta protección adicional. A medida que crezca, su sistema inmunitario se desarrollará más. Al cabo de unos 3 meses, probablemente no habrá ningún problema en llevar a su bebé a más lugares y dejar que tenga más visitas. Consulte con el proveedor de atención médica del bebé para asegurarse. Además, tome medidas de cuidado adicionales durante los primeros dos inviernos de su bebé. Los microbios de la gripe y los resfriados que suelen propagarse durante el invierno pueden afectar mucho a los bebés. Usted y cualquier otra persona cercana al bebé deben asegurarse de tener la vacuna antigripal y la de TDaP (para la tos ferina) cuanto antes. Los bebés con alto riesgo de contraer el virus respiratorio sincicial deben recibir las vacunas de palivizumab para prevenir una infección grave durante el primer invierno de su vida.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.